Tenemos la tendencia a creer que el mantenimiento de cubiertas consiste en limpiar canalones y recolocar tejas.

La realidad es que lo más importante del mantenimiento en cubierta es hacer un recorrido completo por todos los elementos existentes con atención especial a las sujeciones,los encuentros de materiales, las esquinas y las juntas.

De estas revisiones depende su cuidado ya que se detectarán indicios de deterioros o deficiencias con antelación y podrá actuarse con anticipación para evitar mayor deterioro y las consecuencias en que pudiera derivar.